Posted 3 weeks ago

El que piensa, pierde.

Se despidieron en el Terminal. Lo dejó con un abrazo y un beso que no tenían la magia de antes. Se devolvió a casa, caminando por simple inercia, recorriendo el camino que sus pies conocían, pero con la cabeza llena de pensamientos volátiles.
No miraba, no sentía nada en su rededor.
“El que piensa, pierde”.
La esperanza es la última que se pierde, pero de tanto pensar, perdió su vida en ella.

Posted 1 month ago

Magic - Coldplay

Posted 7 months ago

La ciudad.

No duermo: pienso en las estaciones que debo pasar para llegar a casa. Compro una coca-cola en lata, voy por la ciudad.
Las calles dicen lo que quiero gritar. No espero respuesta, pero la recibo en forma de ojos grandes.
Son saludos, son preguntas, son historias, son reclamos, son explicaciones, son confesiones, son aclaraciones y peticiones del pasado y a futuro.
Es el viento que nos quiere llevar, pero que solo nos refresca para seguir. Es confianza un poco insipida, sin aspiraciones de recuperar el sabor.
Son palabras que, con el viento y las calles, enriquecen el lenguaje.
Pienso mucho, hablo poco, explico demasiado. Das conclusiones simples que yo no quiero aceptar.
Hay metas, hay esperanzas, hay celos, aspiraciones de trascendencia, recuerdos de palabras, miradas que dicen todo.
Siempre he tenido la oportunidad de robarte lo que quiero, tu mirada dice que si me atrevo debo atenerme a las consecuencias. No quiero probar, pero muero por hacerlo. Puntos suspensivos.
No hay conclusiones, no hay ganadores, no hay razones. No hay “razón”.
Sólo queda la ciudad, sus calles, el viento. Sólo hay lenguaje hecho ciudad.

Posted 8 months ago
Posted 9 months ago
coldplayeveryday:


oh, take me back to the start.

coldplayeveryday:

oh, take me back to the start.

Posted 10 months ago
Posted 10 months ago
Posted 10 months ago

Hasta ese momento…

Un amigo me dijo que por cada manilla que le regalan, pide un deseo para esa persona y, cuando se cumple, la manilla se cae y se pierde.
Es la historia de un viaje inesperado, pagado por la persona más extraña. Al final del viaje, ocurrió lo único que nunca había pasado antes: le vi llorar, pude darle mi abrazo sincero y susurrarle al oído las palabras que salían de mi corazón. Le pedí su manilla, la cual nunca antes había querido dármela, ni tampoco a su novio.
Fue mi tesoro de allí en adelante. Sentía como su mano estaba en mi muñeca en los momentos más difíciles. Lo sentía junto a mi siempre.
Una mañana, la manilla se rompió. Ese día, el destino hizo que él dejara de hablarme. No solamente se perdió la manilla: Hasta ese momento lo amé.

Posted 10 months ago

Hola

Hola, perdón por molestarte una vez más. ¿Cómo estás? No es una pregunta retórica, en serio quiero saberlo. La verdad es que quisiera obtener una sola respuesta: “Bien. Pensándote un poquito.”
Aún me pregunto si es verdad que no confías o si solo te cansaste de que yo esté pendiente de ti. O ambas cosas, aunque no son compatibles.
Cada palabra mía para ti tiene un sentimiento intrínseco y es real. Yo no me pongo triste por personas que no considero reales.
¿Yo cómo estoy? Nunca lo preguntas, supongo que no es de tu interés. Estoy bien. Respiro y siento, así que aún no he muerto. La única razón para estar triste es la misma razón para sonreir hace un par de meses.
Oh, lo siento. Estás ocupado, siempre lo estás. Es mi culpa por ser tan desocupado y sin vida.
Que sigas pasando un buen fin de semana. Tu vales la pena, lo reitero. Aunque yo estoy a punto de explotar y desistir, se que habrá alguien bueno y que valga tanto la pena como tu, y esa persona podrá hacer lo que yo nunca pude: hacerte sonreir.

Posted 10 months ago

Me voy, tras 10 meses de aprendizaje y buenos momentos. Gracias por todo. (en Edificio Cervantes)